Espacio de Diálogo con AFIP: el trabajo institucional articulado para aportar una mejora en la toma de decisiones

Este importante canal de comunicación institucional favorece la participación de otros interlocutores, con el fin de acercar a quienes toman las decisiones, un panorama claro y preciso de las necesidades y requerimientos de cada sector.

El Espacio de Diálogo Institucional, definido como ámbitos de comunicación y canales de contacto recíprocos entre la AFIP y las entidades profesionales nucleadas en FACPCE, las cámaras y las agrupaciones sectoriales, propició un encuentro que rinde frutos. Es por ello que las entidades como el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de San Juan se comprometen en su realización, aportando no sólo a su organización, sino también favoreciendo la participación de otros interlocutores, con el fin de acercar a quienes toman las decisiones, un panorama claro y preciso de las necesidades y requerimientos de cada sector. 

Es así que, en el marco de este Espacio, recientemente se planteó a la AFIP la necesidad de articular un marco legal que favorezca la inserción en el mundo laboral de aquellos que reciben algún plan social, cualquiera sea su naturaleza. Este pedido se fundamenta en la necesidad de contar con mano de obra para distintos sectores, sobre todo aquellos relacionados con actividades agropecuarias y rurales, que habían visto disminuir la cantidad de trabajadores dispuestos a prestar servicios.

La razón esgrimida, en muchos casos, fue siempre la misma: el temor a perder el beneficio del plan social, en caso de tener un trabajo temporario, como lo es la cosecha. Esto generó una triste paradoja: pese al crecimiento del desempleo en el sector, la mano de obra no es suficiente.

Es por eso que se planteó en el Espacio de Diálogo Institucional la importancia de que el gobierno encuentre la manera de solucionar esta situación. Y hace pocos días, una decisión que se materializa en un decreto publicado el 13 de agosto en el Boletín Oficial, brinda una respuesta a este requerimiento, al disponer que los empleados rurales temporarios o discontinuos, no pierdan los planes sociales que tienen. La intención es motivar la empleabilidad y garantizar ingresos mínimos. 

La decisión establece que cuando sean contratados recibirán asignaciones familiares y ni bien termine esa contratación tendrán asignación por hijo. Pero además, no se perderán otros planes sociales que tengan o puedan acceder. Es decir, podrían tener en ese momento los dos ingresos.  

Más allá de la decisión, es importante destacar que el Espacio de Diálogo Institucional es un ámbito más que propicio para dar a conocer realidades de la sociedad. Y que desde el Consejo, siempre estaremos atentos a poder reflejar esas realidades y promover el cambio que sea necesario generar.