Especialistas locales analizaron la realidad económica local y nacional

Los economistas elogiaron las medidas del Gobierno sanjuanino por su apoyo al sector productivo y al mantenimiento del empleo.

Que hay que mantener el equilibrio fiscal es una cuestión que nadie discute, pero el modo de hacerlo, a costa de los sectores productivos -en particular de las economías regionales- privilegiando la especulación financiera y sin controlar la inflación, como lo está haciendo la Nación; es una cuestión que criticaron cinco economistas consultados por DIARIO DE CUYO. En cambio, elogiaron el modelo local, que ha promovido la inversión en la obra pública para mantener activa la economía, y con políticas activas, como por ejemplo subsidios a la tasa de los créditos y programas de incentivo fiscal para apoyar a las empresas, que son las generadores de empleo. El problema es que éste último no se podrá mantener por mucho tiempo más si no mejora la situación nacional, indicaron todos los expertos consultados.

La polémica por los dos "modelos" surgió cuando el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su informe en la Cámara de Diputados de la Nación, criticó el aumento del gasto primario en la provincia en los últimos tres años. Y el que salió contestarle fue el ministro de Hacienda, Roberto Gattoni, quien además es candidato a vicegobernador por el Frente Todos. Entre otros puntos, destacó que la provincia tiene superávit fiscal, que lo que se expandió fue la inversión en obra pública y que el jefe de Gabinete "no entiende que el Estado no es una empresa".

El contrapunto entre los funcionarios es por los modelos que aplican la Nación y la provincia, que fueron analizados por cinco expertos locales.

El contador Osvaldo Rebollo, presidente del Consejo de Ciencias Económicas, habló de que el modelo nacional, en el que se esperaban que llegaran fuertes inversiones para la obra pública "se cayó por una crisis de credibilidad y porque tuvo grandes fallas". En cambio analizó que el modelo local "no es sostenible en el tiempo, porque no se suma la inversión privada a la pública. Y tampoco desde la Nación se crean condiciones para que llegue la inversión privada".

La economista Lucila Avelín sostuvo que el problema del plan de la Nación "es que no logra reactivar la economía real y produce crecimiento de la pobreza, caída de la actividad económica y del consumo en general". En cambio dijo que la provincia "ha dado un fuerte impulso a la producción, en particular a las pymes".

El contador Carlos Pujador mencionó que "hay realidades económicas contrapuestas entre Nación y provincias, en donde impera un modelo de ajuste en la Nación y la implementación de políticas económicas activas a nivel provincial". Y agregó que "en el caso especifico de San Juan se da la paradoja de que la política nacional de altas tasas lo convierten en el principal inversor financiero de la provincia que, unido al equilibrio desde lo fiscal, le permiten instrumentar políticas activas inéditas y resaltables a nivel nacional".

La economista Laura Rópolo sostuvo que "la gestión de la política pública económica de San Juan está sostenida en un modelo de Estado presente, en que todos los actores, Gobierno, empresas y comunidad van hacia el futuro que se quiere, el de bienestar general".

Por último, el contador Diego Hagmann advirtió que "el modelo provincial está absolutamente ligado a la Nación y si continúa el esquema recesivo e inflacionario actual lo va a sentir, no todavía, pero sí en el largo plazo".


Las voces de los profesionales

OSVALDO REBOLLO - Contador

"La apuesta del Gobierno nacional fue a un modelo de desarrollo a partir de ser creíbles a nivel internacional, para atraer inversiones y lograr un crecimiento sostenido. La idea era lograrlo a través de la obra pública con los proyectos público privados, que iban a financiar las grandes empresas para hacer obras de infraestructura. El problema fue que tras las elecciones legislativas del 2017 la Nación rompió políticamente con varios sectores, por ejemplo con varios gobernadores, como ocurrió con la reforma previsional".

LUCILA AVELÍN -  Economista

"Las herramientas que tienen la Nación y las provincias son distintas porque, por ejemplo en San Juan, no podemos aplicar política monetaria porque no tenemos ese control. Pero sí es importante el impulso a la producción y darles una mano a las pymes. Además, para hacer crecer las exportaciones, está la cuestión cambiaria, que no depende de la provincia. Otro camino es tratar de bajar costos y ser más eficientes. En eso la provincia puede colaborar con adquisición de tecnología y en mejorar la logística".

CARLOS PUJADOR - Contador

"Hay una visión unitaria del Gobierno nacional, que apremiado por la necesidad de alcanzar el déficit cero, ha olvidado a los sectores productivos de las economías regionales. Ante esta realidad los gobiernos provinciales con presupuestos equilibrados intentan mitigar los efectos recesivos con las herramientas que tienen a su alcance. El subsidio de tasas, los programas de incentivo fiscal entre otros tienden a apoyar sectores productivos, paliando en parte la dura realidad económica que transitan".

LAURA RÓPOLO - Economista

"El Gobierno provincial concibe un modelo de estado con equilibrio fiscal y con ejercicio de política publica económica activa, con programas de fomento productivo con fondos propios más infraestructura básica para el desarrollo, por ejemplo en obras viales y energéticas. También hay mucho dialogo publico privado y se escucha a los trabajadores, a los emprendedores y a la población. Hay potenciación de las vocaciones productivas, en resumen se trata de un modelo más cercano a la economía social de mercado".

DIEGO HAGMANN - Contador

"El Gobierno nacional ha dolarizado las tarifas de los servicios esenciales, pero nuestros ingresos se están devaluando, con lo cual el impacto en la población es fuerte. El ajuste que está haciendo ha provocado la caída de la demanda de pesos, pero muy pocos de esos pesos han ido a la inversión productiva sino que en su mayor parte fueron a la especulativa. Riesgo de una corrida bancaria no hay, pero sí de una corrida cambiaria. Acá la ventaja es que no hay que hacer ajustes para que den las cuentas".

Fuente: Nota Diario de Cuyo