El Consejo pide medidas urgentes a AFIP para enfrentar próximos vencimientos

Las autoridades del CPCE enviaron una nota a la directora regional de la  Administración Federal de Ingresos Públicos CP Laura Bologna en la que le solicitaron la toma de medidas urgentes que permitan a los contribuyentes y a los profesionales que los asisten poder llevar adelante el cumplimiento de sus obligaciones fiscales “en esta situación atípica y excepcional”. 


En la misiva, firmada por el presidente Carlos Landa y el vice, Fabián Rodríguez, se solicita puntualmente lo siguiente:


a. Reprogramación de vencimientos de obligaciones formales y materiales con 

relación al Impuesto a las Ganancias de Personas Jurídicas y del Impuesto sobre los Bienes Personales - acciones y participaciones societarias-previstas para el mes de mayo y junio de 2020, respectivamente, por el tiempo que duren las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio, por un plazo no menor a 90 días, a contar desde la terminación de las medidas, con condonación de intereses y sanciones.


b. Reprogramación de vencimientos de obligaciones formales y materiales en relación al Impuesto a las Ganancias y sobre los Bienes Personales de Personas Humanas y Sucesiones Indivisas, próximos a vencer en el mes de junio de 2020, por el tiempo que duren las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio, por un plazo no menor a 90 días, a contar desde la terminación de las medidas, con condonación de intereses y sanciones. Cabe aclarar que, a la fecha, los aplicativos webs para las liquidaciones de estos impuestos no están disponibles. 


c. Reprogramación de vencimientos de los distintos regímenes informativos vigentes, 

por un plazo no menor a 90 días, a contar desde la terminación de las medidas de aislamiento 


d. Reprogramación de los anticipos del período fiscal 2020 en función de los puntos 

anteriores. 


En otro orden de reclamos, Landa también dijo que “un párrafo aparte se llevan nuestros matriculados, que como asesores tributarios, son los encargados de interpretar las leyes tributarias y aconsejar al ciudadano en el cumplimiento de las mismas, pero también en estas circunstancias están siendo avasallados sus derechos, por el dictado de normas imprecisas y cambiantes de difícil aplicación y de plazos exiguos para su cumplimiento. Tampoco se tiene la certeza necesaria de poder hacerlo porque aún no están disponibles los aplicativos para cargar la información y poder determinar el tributo”.


Finalmente el presidente del Consejo opinó: “Tenemos plena conciencia de que los tributos son la principal fuente de financiamiento del Estado y cumplen una especial función de ser medios aptos para dar cumplimiento a la política económica y social para enfrentar la especial situación que nos atraviesa, pero también debemos advertir que los ciudadanos o sujetos pasivos de los tributos, han perdido no sólo capacidad de pago sino también capacidad contributiva”




Accedé debajo a una copia de la carta