Franco Coralli fue distinguido por la Cámara de Diputados de San Juan.

Un premio a la solidaridad y la empatía

Con apenas 29 años de edad y un intenso camino recorrido en la profesión, el presidente de la Comisión de Jóvenes, recibió hace algunos días la distinción “Jóvenes Presente, Jóvenes Futuro”, otorgada por la Cámara de Diputados de San Juan.

Con apenas 29 años de edad y un intenso camino recorrido en la profesión, Franco Coralli recibió hace algunos días la distinción “Jóvenes Presente, Jóvenes Futuro”, que la Cámara de Diputados de San Juan entrega a personas de hasta 30 años, en mérito a su compromiso social, su solidaridad y su trabajo por la democracia y la formación de ciudadanía.

“Yo recibí mucho, por parte de mi familia y de mi formación. Tenía que devolver algo de lo que recibí”, explica el joven contador, que lidera acciones de solidaridad desde la Comisión de Jóvenes del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de San Juan. Rescata que “no est{a solo” y que “son muchos y muchas los que se suman a estas tareas”.

Amante de la natación y del waterpolo, Franco Coralli relata que continúa vinculado a la empresa familiar y al mismo tiempo, trabaja en su estudio, que es su “primer negocio propio”, como expresa. Acerca de la actividad solidaria que sirvió de fundamento para la distinción que recibió, puntualiza que “no hacemos acción social, hacemos compañía y ayudamos cuando vemos que hay una necesidad, es una cuestión de empatía.

Trabajamos juntos, sin hacer política, no existen prejuicios a ese respecto. La necesidad nos moviliza, vemos cosas muy tristes, donde la pobreza es palpable”, señala. Con padre y hermana contadora y una mamá que desde la invalorable tarea de la casa siempre lo acompañó, Franco emprendió en febrero de 2020 un proyecto de inversión en salud. “Cuando entré a la Comisión de Jóvenes, lo hice porque quería ver qué pasaba más allá de las paredes de la facultad. Y cuando ves, algo tenés que hacer”, concluye el joven profesional.