Balance social: cuando las acciones positivas se comunican

ACCIONES

Desde 2011, el CPCESJ viene realizando su Balance Social, con el fin de medir el impacto de las decisiones tomadas en su relación con la comunidad

Pese a la pandemia, las comisiones internas del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de San Juan han seguido desarrollando actividades de mucho valor para la institución. Tal es el caso de la Comisión de Sustentabilidad, abocada entre otras cosas a la concreción de una importante iniciativa, como lo es el Balance Social.

Al respecto, dialogamos con dos de sus integrantes, Fabiana Videla y Laura Godoy, quienes brindaron detalles sobre el tema.

-¿Se relaciona el Balance Social con el concepto de Responsabilidad Social? ¿Cómo se da esto en el seno del Consejo?

-Para el CPCESJ, la Responsabilidad Social es el compromiso que asume la institución por el impacto que causa su accionar en el mundo que lo rodea, tanto en lo social como en lo económico y en lo ambiental. Hay que recalcar que Responsabilidad Social no es sólo Filantropía.

-¿Cuál es el principal objetivo de un Balance Social?

-El objetivo es medir, registrar, comunicar y evaluar en términos cuantitativos y cualitativos la gestión económica, social y ambiental de la organización, permitiendo identificar impactos positivos y/o negativos que dicha gestión genera, no sólo en el núcleo de usuarios directos sino también en el entorno donde opera.

-¿Desde cuándo se realiza en el Consejo?

-En 2011 se realizó el primer balance social, muy escueto y sencillo. Luego recién en 2017 volvimos a realizarlo con el objetivo de lograr continuidad, utilizando como guía la Norma GRI 4. Desde ahí continuamos mejorando y confeccionamos el del ejercicio 2018 y 2019.  El balance social toma como base el balance económico, por lo tanto abarca el mismo período.

-¿Se utilizó alguna metodología en particular?

-Utilizamos la Guía para la Elaboración de Memorias de Sostenibilidad del Global Reporting Initiative (GRI), que es el modelo internacional más reconocido, y la RT N° 36.

 

-¿A quiénes involucra?

-Con el objetivo de crecer sosteniblemente, es necesario construir valor para todos los grupos de interés: entre ellos podemos mencionar a las autoridades, empleados, matriculados, comunidad y proveedores.

-¿Cuáles dirían ustedes que han sido los principales resultados del Balance Social, para el Consejo?

-La Responsabilidad social social es ahora una política de gestión. Buscando con ello que más allá de la comisión directiva que esté a la cabeza del Consejo se mantengan, mejoren y promuevan, las acciones de Responsabilidad Social y se continúe en el tiempo. El año, pasado luego de realizar las gestiones necesarias, desde agosto el Consejo está adherido a Pacto Global de Naciones Unidas y se comprometió a  proponer e implementar alianzas estratégicas sobre sostenibilidad corporativa, e interactuar con las redes locales del Pacto Mundial.

-¿Hubo otros cambios?

-Sí. Luego de realizados los balances, también de realizó una visita a Anchipurac con el personal y algunos matriculados y se notan cambios, se reutiliza el papel, se presta más atención para no malgastar energía, en 2018 se realizó el congreso nacional y fue muy digital. Cada participante recibió una Tablet  y así se evitó el uso de papel y se cuidó el ambiente  en varios aspectos, las personas se trasladaron el transporte dispuesto para evitar el volumen de autos circulando, se realizó una donación a artistas sanjuaninos, se benefició el comercio local. Fue muy positivo en los tres impactos, económico, social y ambiental.

-¿Cómo lo han recibido los matriculados?

-Ha tenido muy buena aceptación entre quienes lo han visto y estamos trabajando en su difusión.

-¿Existen en San Juan otras instituciones o empresas que realicen su Balance Social?

-Hay algunas empresas en San Juan, no muchas, que realizan algún reporte o balance social, son empresas que tienen varios años trabajando con Responsabilidad Social como Hiper Libertad, Loma Negra, La Campagnola o Arcor, algunos bancos, algunas mineras, como también hay otras que aunque gestionan responsablemente, no utilizan esta herramienta para dar a conocer lo que hacen.

-¿Creen que la pandemia influirá en el próximo Balance Social?

-Sin duda. Concretamente en el Consejo, al haberse reducido las actividades presenciales, se está consumiendo menos energía, menos papel, etc. Y por otra parte, esta situación nos ha demostrado que nadie se salva sólo, que la solidaridad es imprescindible. Hay muchas acciones que se están llevando a cabo para llevar soluciones las situaciones que provoca la pandemia y todo eso va a tener un efecto. Se necesita mucha solidaridad y trabajar en unión, no queda otra que hacerlo colectivamente. Si no ponemos todos un poquito para salir, el perjuicio va a ser para todos, tanto en el cuidado del protocolo como en la parte económica: tenemos que pensar cómo unirnos para obtener buenos resultados para cada eslabón de esta cadena que formamos todos.